Dios los bendiga tremenda palabra. De yamileth bravo bendiciones